17

nuevos articulos

viernes, 3 julio 2015
Publicado por

LA MAGIA HERMÈS

En un mundo marcado por la producción masiva, la firma Hermès nos da una muestra de su razón de ser, donde el concepto del “lujo” es concedido por el hecho de que todos sus productos son realizados de manera artesanal, con materias primas nobles y diseños exclusivos. La exhibición, que se viene realizando desde el año 2011 y que este año tuvo cita en el Museo de Arte Brasilera FAAP, de São Paulo, consistió en ocho estaciones de trabajos, con su respectivo artesano, en las que fueron presentando en vivo las técnicas ancestrales de sus oficios. El encuentro se desarrolló de tal manera que permitió a sus asistentes preguntar, tocar y recibir respuestas de primera fuente, mientras iban observando un trabajo a mano de excelentísima calidad. Carteras, monturas, corbatas, pañuelos, joyas, relojes y cerámicas Hermès fueron cobrando vida en las manos de sus creadores y frente a la mirada atónita de cada uno de sus visitantes. Una experiencia deslumbrante, que nos devela cómo los artesanos de la maison francesa realizan un trabajo en “extremo” minucioso, al momento de crear los exclusivos objetos que vemos exhibidos en las tiendas de la firma parisina. Solo a modo de ejemplo, podemos mencionar que desde que se realiza el dibujo de los emblemáticos pañuelos de seda, hasta que son puestos a la venta, pasan dos años y que un solo modelo puede contener hasta 94 colores o tonalidades diferentes. Entonces, no es exageración decir que asistir a Le Festival des Metiers, significa presenciar procesos de creación alucinantes, donde se pueden observar desde cómo piedras preciosas son engastadas en un brazalete o cómo los colores son aplicados uno a uno sobre la seda natural, hasta cómo finos cueros son cosidos cuidadosamente para dar vida a las emblemáticas carteras “Kelly” o “Birkin”. En fin, un auténtico tributo a las tradiciones y al trabajo realizado de manera artesanal.

30

31.1

31.2

31.3

31.4 31.5

31 34.1

34.2

35.1

35.2

35.3

35
Un ejemplo vivo de que la confección a mano es un oficio noble que requiere de mucha destreza y habilidad. Resulta imposible que un evento así no sea un éxito rotundo o que no cuente con una gran afluencia de público, como ocurrió recientemente en São Paulo, ni menos que no sea capaz de acercarnos a uno de los valores más importantes de Hermès, al alma o a la ciencia que está inmersa en cada uno de sus objetos de culto: sus artesanos.
Los pañuelos son pintados, color por color, en una plancha de impresión de seda.

Leer articulo completo