17

nuevos articulos

jueves, 24 marzo 2016
Publicado por

CHARLES DE BOURNET: “EN CHILE NOS FALTA VALORAR EL TRABAJO QUE HAY DETRÁS DE UN PRODUCTO DE LUJO”

Si hay alguien que sabe de paladares exigentes y productos de lujo es este francés radicado en Chile hace varios años y que comparte la misma pasión que sus siete generaciones de antepasados: los licores. Un experto en la materia que analiza también con agudeza el mercado del lujo en nuestro país.

Por: Paula Bengolea / Fotos: Matías Bonizzoni y gentileza de Lapostolle

Charles de Bournet Marnier Lapostolle dirige una de las viñas más importantes de nuestro país y pertenece a la séptima generación de una familia que hace más de un siglo ha estado ligado al mundo de los licores. Es hijo de Alexandra Marnier, una de las herederas de Grand Marnier, el licor símbolo de Francia. Alexandra, junto a su marido, Cyril de Bournet, fundaron la Viña Casa Lapostolle en Chile hace dos décadas.

Hoy su hijo Charles, aparte de producir uno de los mejores vinos chilenos, es el responsable también de Kappa, el pisco Premium nacional más conocido y mejor catalogado a nivel mundial.
La idea de intentar con el pisco la avaló el hecho de que la familia ya había creado los licores más apetecidos del mundo y la receta familiar volvió a dar excelentes resultados.

Su visión del mundo del lujo en Chile también lo avala el éxito de sus productos y no duda en reconocer que son las mujeres chilenas las que más han evolucionado en cuanto a su consumo. A su juicio, esta industria crece porque los consumidores son cada vez más exigentes, con paladares y gustos que se han ido sofisticando.

Vin?edo en Primavera

–Desde tu llegada a Chile, ¿cómo ves que ha evolucionado el chileno en cuanto al consumo del lujo?

–Mi familia llegó hace 20 años a Chile y yo llegué el 2006. Obviamente los chilenos empezaron a viajar mucho y cuando uno viaja conoce otras cosas y gracias a eso la sofisticación del chileno ha avanzando. Uno ve cómo se visten, los autos que compran… Antes no se atrevían a mostrar, le tenían un poco de susto al consumo del lujo y hoy sí lo gozan y me parece bien. Ahora, el lujo es un concepto relativo para cada uno. Te diría que son las mujeres chilenas las que más han evolucionado en cuanto al consumo del lujo.

–En el caso de las mujeres, por ejemplo, hoy día ellas saben elegir un buen vino…

–Claro, la mujer hoy sabe perfectamente el vino o la cepa que le gusta e invierte en un buen vino.

–¿Qué buscan finalmente las personas cuando consumen lujo?

–El lujo en todos los niveles es cuando se sale de la necesidad primaria. Uno se tiene que vestir, pero luego es cómo me visto y marco la diferencia con la persona que está al lado. Eso es parte de la personalidad de cada uno. Lo mismo que la elección de los autos, los hombres buscan también diferenciarse a través de estos.

–Los chilenos, ¿todavía seguimos asociando precio con calidad?

–No, pero falta mucho. Muchas veces me preguntan por qué hay un vino más caro que otro y yo te diría que a nivel de producción para llegar al mejor nivel como productor de vino necesito pasar por un proceso más costoso. En Chile nos falta valorar el trabajo que hay detrás de un producto de lujo y todavía se menosprecia el producto chileno.

–¿No valoramos lo “made in Chile”?

–En el fútbol son capaces de valorar a Alexis Sánchez o a la selección chilena, pero a nivel cultural o de productos, como la comida o el alcohol, el chileno siempre considera que es mejor afuera.

–¿Será que no hemos sabido comunicar bien la calidad de nuestros propios productos?

–Hay que educar el orgullo por la chilenidad. En Chile lo tenemos todo, hay productos regionales maravillosos. Si vamos al norte tenemos la papaya; en el sur, la papa de Chiloé… Tenemos carnes, pescados, verduras… La gastronomía, por ejemplo, es entender la esencia de un plato. El chileno debe creerse el cuento y los gobiernos tienen que entender que para que se valore el “made in Chile”, tenemos que ofrecer con orgullo productos de la máxima calidad.

_BS_0887

Leer articulo completo